Reasentamiento de los armenios a las tierras autóctonas azerbaiyanas

Tras concertar Tratado de Paz de Turkmenchai y al Tratado de Paz concertado en 1829 en Edirna, los armenios que vivían en aquel entonces en el Irán y en el Imperio Otomano fueron reasentados en Azerbaiyán, principalmente en los kanatos de Najichevan, Ereván y Karabaj. Los cuadernos otomanos probaban que la mayor parte de la región estaba poblada por los azerbaiyanos: en 1727 en la provincia vivían 122 mil personas de las cuales el 66 %  (80 mil) eran azerbaiyanos. Según las Notas del mariscal ruso Ermolov (1816-1827), en la provincia de Karabaj de 20 mil hogares - 15 729  hogares eran  azerbaiyanos. Según los datos oficiales, desde 1828 hasta 1830, en dos años de Irán a Karabaj  fueron  desplazados 40 mil armenios, del imperio otomano - 90 mil armenios.

A pesar del desplazamiento masivo de los armenios, en 1916, en Karabaj, el 51% de la población era azerbaiyana y 46% -  armenia (incluyendo la población autóctona albanesa grigorinizada).