Perdidas del conflicto

Como resultado de la agresión militar de la República de Armenia, fue ocupado el 20% del territorio de Azerbaiyán. Más de 20 mil personas han sido asesinadas, más de 50 mil personas quedaron incapacitados. Un millón de refugiados y desplazados internos, siendo víctimas de genocidio y limpieza étnica, están privados de sus derechos humanos básicos. En los años 1988-1992 fueron expulsados de su hogar 250 mil azerbaiyanos. Además, más de 100 mil personas, por razones de seguridad, se vieron obligadas a abandonar sus lugares de residencia permanente en el Nagorno Karabaj y las  zonas fronterizas de la República Autónoma de Najichevan - Agdam, Agjabedi, Fizuli, Terter, Agstafa, Goranboy, Gadabay, Gazakh, Tovuz.

 En las zonas ocupadas por armenios se quedaron más de 310 polígonos industriales, 4 aeropuertos, línea ferroviaria Bakú -Agdam y Goradiz-Ordubad, gasoducto Bakú - Stepanakert- Najichevan, etc.   En el territorio ocupado se quedaron 2 reservas naturales y 3 grandes embalses.

Como resultado de la agresión militar armenia, brutalmente fueron destruidos los monumentos culturales nacionales. Actualmente se utilizan para fines militares las famosas cuevas de Taglar y Azij, montones de Karakepek y Uzerliktepe -  asentamientos de hombres prehistóricos. Junto con montones de Jodzhali, Agdere, Agdam, Fizuli, Dzhebrail destruyeron antiguas tumbas y tumbas, mezquitas, templos y monumentos de la Albania Caucásica en los territorios ocupados de Shusha, Lachin, Kelbajar, Gubadli, Zangelan y Fizuli.

En el territorio de la reserva arquitectónica de Shusha, los agresores armenios saquearon  las mezquitas de  Gevheraga superior e inferior, Kecherli, Merdinli, museos del famoso compositor Uzeyir Hajibeyov y el fundador del arte vocal Bulbul, el complejo palaciego Jurshud Banu Natavan, las fincas de Firudin Bey Kecherli, de la familia Zohrabbekov,  del pintor y científico  Mir Movsum Nevvab,  casas que reflejan las características de la arquitectura oriental, antiguos cementerios y tumbas, el Mausoleo del gran poeta azerbaiyano, visir de la M. P. Vagif, mezquitas, monumentos de piedra y  monumentos culturales. Como consecuencia de la agresión militar, en los territorios ocupados de Azerbaiyán fueron destruidas y saqueadas 927 bibliotecas, 464 monumentos históricos y museos, 6 teatros. De los museos saqueados fueron robados más de 40 mil de objetos valiosos y exposiciones únicas.

Violando las disposiciones del Convenio de la Haya “Sobre la protección y defensa de la propiedad material durante los conflictos militares” y "Convención de París sobre el tráfico ilícito de bienes culturales" la República de Armenia continúa el saqueo de los artefactos culturales en los territorios ocupados.