2016-04-27
Margallo espera una "solución política dialogada" sobre el enclave de Nagorno Karabaj

El ministro español de Exteriores en funciones, José Manuel García-Margallo, abogó hoy por que Azerbaiyán y Armenia solucionen el conflicto que mantienen por Nagorno Karabaj, se mantenga el alto el fuego y se llegue a una "solución política dialogada" a través de entrevistas "al más alto nivel".

García-Margallo hizo estas declaraciones a los periodistas tras su participación en el acto de inauguración del Foro de la Alianza de Civilizaciones que se celebra en Bakú, la capital de Azerbaiyán.

El ministro, que se reunió en el marco de este encuentro con el presidente azerbaiyano, Ilham Aliyev, y con su homólogo, Elmar Maharran Mammadyarov, aseguró que su intención es viajar también a Armenia "en cuanto haya fechas libres".

En esa solución dialogada por la que apuesta España, continuó el titular de Asuntos Exteriores, debe respetarse la resolución de la ONU y los principios de Helsinki, es decir la integridad territorial de los estados.

Con respeto a ese principio de integridad territorial "es perfectamente posible el ejercicio del derecho de libre determinación de los armenios que conduzca a un marco autónomo para la población armenia" en el marco de un estado como es Azerbaiyán.

"Son los principios que España ha mantenido siempre en estos conflictos, en Kosovo, en Crimea, en Osetia, en Abjasia. Es un principio que creemos que se debe respetar en los conflictos abiertos, como Siria, Irak, Irán, Libia, Mali", añadió.

Y apostilló: "Cualquier balcanización de los actuales estados sólo puede contribuir a la inestabilidad mundial y a conflictos abiertos".

En los primeros años de su independencia, Azerbaiyán se vio inmersa en una situación de enorme inestabilidad a causa de la guerra contra Armenia por Nagorno Karabaj.

Se trata de un enclave de población armenia situado en territorio azerbaiyano cuya disputa por su soberanía dio pie a una guerra abierta en 1991, cuando Nagorno Karabaj se declaró independiente con ayuda militar de Armenia.

El conflicto entre las dos antiguas repúblicas soviéticas ha causado desde entonces la muerte a 30.000 personas y provocado un millón de refugiados, según datos de la OSCE, a pesar del alto el fuego que rige en la zona desde 1994.

Armenios y azerbaiyanos acordaron el pasado 5 de abril un cese del fuego tras cuatro días de cruentos combates por el control del enclave de Nagorno Karabaj con mediación de Rusia, que quiere evitar a toda costa un nuevo conflicto en el polvorín del Cáucaso.

http://www.eldiario.es/politica/Margallo-politica-dialogada-Nagorno-Karabaj_0_509549290.html