2018-05-09
En la capital de España, Madrid,  fue proyectado el documental “Objetivo Bakú: Como Hitler perdió la guerra  del petróleo”

El evento, organizado por la Embajada de la República de Azerbaiyán en el Reino de España, contó con la participación de los dirigentes y colaboradores  del Cuerpo Diplomático acreditado en España; personalidades públicas; representantes de los medios de comunicación  de España y de la diáspora azerbaiyana.

En su discurso inaugural, el embajador de la República de Azerbaiyán en el Reino de España, Anar Maharramov, ha destacado que los años de la Segunda Guerra Mundial fue un período de difíciles pruebas para Azerbaiyán y para toda la humanidad. El embajador, resaltando el hecho de que actualmente Azerbaiyán enfrenta una guerra, como resultado de la agresión militar de Armenia contra nuestro país, ha informado detalladamente a los participantes del evento sobre la ocupación de la ciudad de Shushá por las fuerzas armadas de Armenia el 8 de mayo de 1992. El embajador  ha subrayado que, como resultado de la agresión militar, la ciudad de Shushá con 30 aldeas de la región, fueron destruidas; 195 personas civiles resultaron muertas, 165 - resultaron heridas, 58 – desaparecieron; más de 24.000 personas  sufrieron una limpieza étnica.

Anar Maharramov ha informado que,  como resultado de la política de agresión militar de Armenia, fueron ocupadas la región de Nagorno-Karabaj y los siete distritos adyacentes; un millón de  ciudadanos azerbaiyanos, siendo víctimas de la política de limpieza étnica, se convirtieron  en refugiados y displazados internos. El embajador ha resaltado que  Azerbaiyán es partidario de la solución pacífica del conflicto.  Sin embargo, como lo ha manifestado reiteradamente en sus intervenciones el Presidente de Azerbaiyán, Sr. Ilham Aliyev, los territorios ocupados de nuestro país deben y tienen que ser devueltos y, para lograrlo, se usan y usarán todos los instrumentos del derecho internacional. El embajador A. Maharramov,  informando sobre  el documental Objetivo Bakú: Como Hitler perdió la guerra  del petróleo” ha destacado  la contribución de Azerbaiyán en la histórica victoria sobre el fascismo.  Durante la Segunda Guerra Mundial el país destinó 700 mil soldados a la guerra, de los cuales 350 mil no regresaron. El Embajador señaló que por la valentía manifestada durante la guerra, más de 170 mil  combatientes azerbaiyanos fueron condecorados con las medallas, 130 – recibieron la distinción del Héroe de la URSS; 350 mil combatientes  no regresaron.

El embajador ha resaltado el exclusivo papel del petróleo de Bakú en la victoria  en la Segunda Guerra Munidal, que suponía el 80% del petróleo, extraido en toda la Unión Soviética.  Fue destacado que, sin petróleo azerbaiyano, habría sido imposible ganar la Segunda Guerra Mundial, por lo cual  uno de los objetivos primordiales de Hitler fue  la ocupación de Bakú.

Luego ha intervenido el ex diputado del Congreso de España, actualmente abogado del Estado, Jesús López-Medel. En su discurso se han subrayado las duras consecuencias de  la  Segunda Gurra Mundial. Asimismo López-Medel ha llamado atención sobre la ocupación por parte de Armenia, desde hace 26 años, de la ciudad de Shushá, reconocida como cuna de la música azerbaiyana, la región de Nagorno-Karabaj de la República de Azerbaiyán y los siete distritos adyacentes y ha lamentado que Azerbaiyán actualmente sigue enfrentando las duras consecuencias de la guerra. El diputado ha expresado la confianza en la pronta solución del   conflicto de Nagorno-Karabaj entre Armenia y Azerbaiyán sobre la base de la integridad territorial de Azerbaiyán internacionalmente reconocida. López-Medel,  destacando el papel del documental para la familiarización con los hechos históricos,   ha otorgado importancia a la contribución de Azerbaiyán  en los años de la Segunda Guerra Mundial.

A continuación fue proyectado el documental “Objetivo Bakú: Como Hitler perdió la guerra  del petróleo”, realizado por la iniciativa de la presidenta de Baku Media Center, Sra. Arzú Aliyeva,  con  el apoyo de la Fundación Heydar Aliyev.  El documental fue recibido con gran interés por los participantes del evento y los representantes de los  medios de comunicación  de España.