2019-08-07
Comunicado del Ministerio de Asuntos Exteriores de la República de Azerbaiyán

El 5 de agosto, el primer ministro de Armenia en su discurso inaugural de los así denominados "Juegos Pan-Armenios", celebrados en la ciudad de Jankendí de la Región de Nagorno Karabaj de Azerbaiyán actualmente ocupada por las fuerzas armadas de Armenia, hizo unas declaraciones populistas lejos de la realidad que demostraron su alto   grado de ignorancia sobre las cuestiones de la agenda regional  e internacional, así como su debilidad política.

El hecho de que las declaraciones del primer ministro de Armenia estaban dirigidas, principalmente, a una audiencia interna, no le da razón para llamar a la anexión de la Región de Nagorno Karabaj de la República de Azerbaiyán.

Las declaraciones de carácter agresivo del primer ministro de Armenia contradicen al espíritu y a la esencia de las negociaciones para la solución del conflicto de Nagorno Karabaj entre Armenia y Azerbaiyán, mantenidas durante muchos años, e impactan negativamente en las recientes reuniones entre Armenia y Azerbaiyán.

Este hecho constituye un duro golpe para el proceso negociador, mediado por los copresidentes del Grupo OSCE Minsk. Tales declaraciones del dirigente político de Armenia, completamente ajenas al objeto de negociaciones de muchos años, tampoco corresponden a los llamamientos de Armenia para "una resolución exclusivamente pacífica del conflicto". El discurso de N. Pashinyan en Jankendí reveló sus verdaderas intenciones.

La comunidad internacional ha reconocido la soberanía y la integridad territorial de Azerbaiyán, incluida la Región de Nagorno Karabaj y los distritos adyacentes, en el marco de las fronteras internacionalmente reconocidas. Un firme apoyo a la integridad territorial de nuestro país es reflejado en las Resoluciones correspondientes del Consejo de Seguridad de la ONU, las decisiones y resoluciones de otras organizaciones internacionales y en numerosos documentos bilaterales.

Azerbaiyán nunca aceptará la ocupación de sus territorios, seguirá esforzándose para liberar nuestras tierras ocupadas y garantizar el retorno de los desplazados forzosos.

Los dirigentes políticos que aspiran conseguir el desarrollo y el progreso del país, no lograrán a realizar sus ambiciones en los próximos 30 años, aplicando/ escondiéndose detrás de su política agresiva, sino, evaluando la situación actual, se esforzarán para lograr los resultados más realistas mediante la normalización de las relaciones con los países vecinos. Aparentemente, los actuales dirigentes de Armenia con sus vagas promesas,  se  engañan a sí mismos y al pueblo de Armenia

La responsabilidad por toda la tensión regional, por la violación de los derechos fundamentales de cientos de miles de  desplazados internos, víctimas de las políticas de limpieza étnica, el logro de una solución pacífica del conflicto y la situación así creada recae completamente en Armenia.

La responsabilidad por la tensión regional, la violación de los derechos humanos fundamentales de cientos de miles de desplazados internos, víctimas de la política de limpieza étnica,  por las consecuencias del conflicto, así como por socavar la solución pacífica del conflicto  recae sobre Armenia.