2020-05-18
Comunicado de prensa del Ministerio de Asuntos Exteriores en relación con la conmemoración el 28 aniversario de la ocupación de Lachín de la República de Azerbaiyán por las fuerzas armadas de Armenia

El 18 de mayo se cumple el 28 aniversario de la ocupación de la Región de Lachín de Azerbaiyán por las fuerzas armadas de Armenia. Como resultado de la ocupación de Lachín, que no forma parte de la antigua Región Autónoma de Nagorno Karabaj, 237 personas civiles resultaron muertas, 67 - desaparecidas. Durante la ocupación, la población autóctona fue sometida a la limpieza étnica y, como su consecuencia, actualmente 77.700 ciudadanos de Lachín residen en las regiones de Azerbaiyán como desplazados forzosos.

Esta ocupación, siendo una continuación de la política de agresión de la República de Armenia contra la República de Azerbaiyán, ha causado graves daños a los bienes públicos y privados en la Región. Fueron destruidas 217 instalaciones culturales, 101 educativas, 142 centros de salud, 462 comercios, 30 comunicaciones, 2 empresas automovilísticas y varias fábricas. Numerosos monumentos históricos de valor nacional e internacional fueron sometidos a los actos de vandalismo. Un ejemplo de ello es la destrucción del templo de Agoglan del siglo VI perteneciente a la época de Albania Caucásica, de la tumba de Malik Ajdar del siglo XIV, de la mezquita en el pueblo de Garagishlag, del antiguo cementerio en el pueblo de Zabukh y el saqueo del Museo de Historia de Lachin con su antigua colección de monedas de oro, plata y bronce.

Al igual que en otros territorios azerbaiyanos ocupados por Armenia, el país agresor continúa desarrollando la actividad ilegal en la Región de Lachin en grave violación del Derecho Internacional Humanitario, incluidas sus obligaciones en virtud de los Convenios de Ginebra. Fueron cambiados los topónimos, saqueados los recursos naturales de la región; se están llevando a cabo cambios ilegales en la infraestructura y siguiendo una política deliberada de reasentamiento; están cambiando la composición demográfica de la región.

Como es sabido, el 16 de junio de 2015, el Tribunal Europeo de Derechos Humanos dictó la sentencia sobre el “Caso de Chiragov y otros contra Armenia” a favor de los ciudadanos azerbaiyanos, expulsados ​​forzosamente de la Región Lachín de Azerbaiyán, determinando que, conforme a la Convención de Derechos Humanos y sus Libertades Fundamentales, Armenia violó sus derechos, entre ellos el Derecho a la Vida Familiar. Asimismo, en los párrafos 19-20 de la sentencia, fue determinado que, a mediados de mayo de 1992, Armenia atacó militarmente a la Región de Lachin; la ciudad de Lachin fue atacada y sometida a bombardeos aéreos y, como su resultado, fueron destruidos los bienes, la ciudad fue saqueada e incendiada; durante la ocupación, Lachín con sus aldeas fueron completamente destruidos.

Ignorando las Resoluciones Nº 822, 853, 874 y 884 del Consejo de Seguridad de la ONU de 1993 y las numerosas decisiones y resoluciones de otras organizaciones internacionales que reafirman la integridad territorial y la soberanía de Azerbaiyán, la retirada inmediata, incondicional y completa de las fuerzas de ocupación de los territorios ocupados y que Nagorno Karabaj es una parte integrante de Azerbaiyán,  Armenia intenta fortalecer el régimen del statu quo en Nagorno Karabaj y en las regiones circundantes de Azerbaiyán basado en la ocupación, usando como trasfondo las negociaciones sobre la solución pacífica del conflicto y aplicando una política de anexión de los territorios ocupados de Azerbaiyán.

Sin embargo, hay una verdad indiscutible; la comunidad internacional   reconoce la integridad y la soberanía territoriales de Azerbaiyán dentro de sus fronteras internacionalmente reconocidas, incluidas Lachín y la Región ocupada de Nagorno Karabaj y sus alrededores y rechaza firmemente las consecuencias de la ocupación de los territorios de Azerbaiyán. La ocupación militar de los territorios azerbaiyanos nunca dará los resultados políticos perseguidos por Armenia. La integridad territorial de Azerbaiyán dentro de sus fronteras internacionalmente reconocidas no ha sido ni puede ser objeto de negociaciones.

El objetivo de las negociaciones sobre la solución del conflicto entre Armenia y Azerbaiyán sobre Nagorno Karabaj es eliminar las consecuencias del conflicto, poner fin a la ocupación de las tierras azerbaiyanas y restablecer los Derechos Humanos y Libertades Fundamentales de los desplazados internos. Las normas y principios, reflejados en el Derecho Internacional, la Carta de las Naciones Unidas, el Acta Final de Helsinki y la Carta de París son base del proceso de negociación para resolver el conflicto. Los intentos de Armenia de prolongar el proceso de negociación de manera irrazonable, falsa y fraudulenta son inaceptables y supone un obstáculo importante para la paz regional.

La eliminación de las graves consecuencias del conflicto es una obligación de la comunidad internacional, así como un derecho inalienable del Estado azerbaiyano, tal como está consagrado en la Carta de la ONU.